Croquetas de Collejas con Gambas

Croquetas de collejas, un entrante o picoteo perfecto para estos días de cuaresma.
La colleja es una de las plantas autóctonas que pertenecen a la familia de las cariofiláceas de hojas lanceoladas, blanquecinas y suaves, tallos ahorquillados y flores blancas en panoja colgante... Si quieres saber más sobre esta planta pica aquí.




Ingredientes (6 personas): 200 gr de collejas limpias, hervidas y escurridas, 200 gr de gambas peladas crudas, 2 huevos duros picados, 1 cebolleta, 1 diente de ajo, 100 g de harina de repostería, 50 g de mantequilla  y 50 ml de aceite de oliva virgen extra, 1 l de leche, nuez moscada, pimienta negra molida.

Para rebozar y freír: Harina, 3 huevos batidos, pan rallado, aceite suave de oliva virgen extra.




Elaboración: Cocer los 2 huevos, pelar, cortar y reservar.
Poner al fuego 25 gr de aceite. Picar finamente la cebolleta y el diente de ajo, añadirlos a la cazuela. Saltear durante 5-6 minutos. Agregar las collejas, las gambas cortadas en trozos y un poco de sal. Reservar.

En otra cazuela poner a calentar el aceite restante y la mantequilla, añadir la harina y rehogar bien. 
Verter la leche poco a poco, mejor templada para que no salgan grumos y sin dejar de remover.
Incorporar la nuez moscada, la pimienta y la sal.
Cocinar la bechamel durante 20 minutos aproximadamente removiendo constantemente.
Añadir la mezcla de collejas reservada y los huevos picados,  mezclar bien con la espátula.

Tapar la superficie con un papel fiml en contacto con la masa para que no se haga costra, dejarla enfriar.

Formar las croquetas, bien con la manga pastelera o con ayuda de dos cucharas. Envolverlas en harina, a continuación pasarlas por huevo y finalmente por pan rallado.

Freír en abundante aceite de oliva bien caliente.
Cuando estén doradas retíralas de la sartén y escurrir el exceso de aceite sobre papel de cocina.
Servir inmediatamente.







Con thermomix

Poner al fuego 25 gr de aceite. Picar finamente la cebolleta y el diente de ajo, añadirlos a la cazuela. Saltear durante 5-6 minutos. 
Agregar las collejas, las gambas cortadas en trozos y un poco de sal. Reservar.

A continuación, verter en el vaso la mantequilla y el aceite restante, añadir la harina y programar 3 minutos, temperatura 100º  velocidad 2.
Incorporar la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezclar durante 10 segundos, a velocidad 6.

Programar 7 minutos, temperatura varoma, velocidad 4.
Añadir la mezcla de collejas reservada y los huevos picados,  mezclar bien con la espátula.

Verter la bechamel en una manga pastelera, o en una bandeja engrasada con un poco de aceite, tapar con papel film que quede en contacto a la masa para que no forme costra, dejamos enfriar y reservamos en el frigorífico durante un mínimo de 8 horas (mejor de un día para otro).

Formar las croquetas, bien con la manga pastelera o con ayuda de dos cucharas. 
Envolverlas en harina, a continuación pasarlas por huevo y finalmente por pan rallado.

Freír en abundante aceite de oliva bien caliente.
Cuando estén doradas retíralas de la sartén y escurrir el exceso de aceite sobre papel de cocina.




Servir inmediatamente.

3 comentarios:

  1. Que cosa mas rica!!tienen una pinta perfecta para un buen aperitivo. Yo que suelo hacer croquetas de todo, no se me hubiera ocurrido.¡¡ formidable y una exquisitez !!
    Un besito y buen finde

    ResponderEliminar
  2. HMMMMM que ricas !!! no conocía las collejas, menuda pinta esas croquetas.
    Besos Mari, buen finde.

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaaa,no conocia esa planta!qué curioso!las croquetas se ven mmmmmmmm suaves y con bien de unte,cuando me invitas jjjj :)

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com